“Magical Girl”: cadena de peleles


magical-girl

Magical Girl fue la película ganadora de la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián 2014, pero únicamente fue premiada Bárbara Lennie como mejor actriz protagonista en los premios Goya. Carlos Vermut, que ya dirigió Diamond Flash (2011), también se llevó el premio al mejor director del festival de Donosti. Cine español contemporáneo donde aparecen nuevas formas de perversidad; con una planificación medida; ubicado entre las banalidades cotidianas y su soledad, lo melodramático social y el thriller negro. Sigue leyendo

“Cría Cuervos”: un tiempo de amor adeudado


ana-torrent-y-geraldine-chaplin-en-cria-cuervos-ii-1-768x493

Ana niña, Ana adulta (y madre de Ana)

Ana es la protagonista niña y adulta de Cría Cuervos (1975) del director Carlos Saura. Luis es el protagonista “niño” (1) y adulto de Mi prima Angélica (1973), también de Carlos Saura. Ambos conservan un tiempo aplazado en cuanto a los afectos, que recuperan en el presente imaginario o real, según nos da a entender la trasposición de pasado y presente en el planteamiento de los dos guiones. Ana y Luis reciben las secuelas sentimentales de un tiempo temeroso y coercitivo, no exánime. Sigue leyendo

“Phoenix”: la identidad de una melodía


phoenix

Nina Hoss es Nelly

Phoenix es cine clásico realizado en 2015. Encajaría con sencillez en la puesta en escena del cine hollywoodiense, en blanco y negro, de los años cuarenta. El rostro de los actores y estrellas en el cine clásico es tan importante como la puesta en escena o el guión. Phoenix tiene el poder visual cinematográfico-clásico en el que el sentimiento era proporcionado por el rostro y su mirada. Sigue leyendo

“The tale of Iya”: el deber de la montaña


iya-monogatari

Haruna

El título de esta película, Iya monogatari: Oku no hito (La historia de Iya: un hombre en el corazón de la montaña, Japón 2013), del director Tetsuichirô Tsuta, también podría haberse complementado con el enunciado: “una niña adolescente encuentra el corazón de la montaña”. La protagonista de este largometraje es una de esas almas que guía al espectador a través de la narrativa cinematográfica como un ejemplo de experiencia, y como metáfora del que halla respuestas a cuestiones que tal vez nunca se plantearon pero sí se sufrieron. Sigue leyendo

“Langosta” (“The Lobster”, Yorgos Lanthimos, 2015)


Langosta-2

El hotel de la película

Langosta (“The Lobster”) es una película que fabula una distopía en toda regla. Yorgos Lanthimos realiza su primera película fuera del entorno cinematográfico independiente y practica con más amplitud de recursos y actores más reconocidos. El protagonista masculino lo interpreta Colin Farrel, y la protagonista femenina es Rachel Weisz. Sigue leyendo

“Nadie quiere la noche” (Isabel Coixet, 2015)


BERLINALE

Coixet y Binoche

Como ocurre en todo tránsito hacia un conocimiento metamorfoseador, consistente en un descubrimiento liberador, Isabel Coixet nos sugiere con Nadie quiere la noche (2015), un viaje al centro del alma, que posee una lectura espiritual, sin olvidar su particular sentido del humor y una excelente ambientación. Sigue leyendo

“Paulina” (Santiago Mitre, 2015)


paulinamitre

La ideología de justicia política, igualitaria, democrática y social, que Paulina quiere extender teórica e intelectualmente, coincide con la drástica admisión de la igualdad de valores de la desigualdad estructural, social e individual que le viene incorporada en su cuerpo, físicamente, durante un proyecto/trabajo de compromiso educativo y político en zonas rurales de frontera argentina. Aparece, a continuación, el compromiso moral y ético que ya se presentaba en la versión original de esta película dirigida por Daniel Tinayre, en 1960 (La Patota, Ultraje) donde se reafirmaba el mensaje religioso que trataba del perdón en las culpas de las personas (en su inicio vemos una cita evangélica). Sigue leyendo

“Una pastelería en Tokio” (“An”, Naomi Kawase, 2015)


Naomi Kawase

Naomi Kawase

La directora Naomi Kawase tiende con esta película a cruzar el límite de su propia complacencia, y revela el sentido más autoconsciente de su estilo cinematográfico: los procesos invisibles del cambio y las líneas vitales al margen, dentro del psiquismo personal, que proceden a un sentimiento aflorado, cargado de autoconocimiento. Sigue leyendo

Pecado, orden: melodrama


“Amor bajo el espino blanco” (Shan zha shu zhi lian, Zhang Yimou, China, 2010)

El melodrama es la promesa de orden, pero para conquistarla es preciso conocer el infierno, penetrar en su interior y pecar. Si no hay pecado, no puede haber redención. El melodrama no es más que una inmersión en la esencia del pecado.

Àngel Quintana, “El melodrama como lugar de pecado”, en Caimán. Cuadernos de Cine, nº. 28

A este texto de Àngel Quintana, habría que añadirle que el término pecado es preferentemente una nomenclatura religiosa. Para entendernos en un medio cinematográfico, el pecado trata sobre la quiebra de lo establecido moralmente y por costumbre, en beneficio de las emociones y la acción –las que destruyen la inercia heredada socialmente, aunque no la subconsciente, a la cual pertenecen moralidad e inconsciencia–; y es en la emoción/acción donde toma el protagonismo la escenografía del melodrama con su vestimenta musical.

Sigue leyendo